Consejería de Agricultura y Cabildo abordan estrategias de planificación de futuro para el sector guarapero

La Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Soberanía Alimentaria del Gobierno de Canarias y el Cabildo de La Gomera han analizado la situación del sector guarapero junto a las empresas productoras de la isla. Lo hicieron en un encuentro conjunto celebrado en el Centro de Interpretación de la Miel de Palma, y en el que ahondaron en medidas de cooperación para afrontar los retos de este segmento del tejido económico insular. Entre las medidas planteadas, el presidente del Cabildo, Casimiro Curbelo, avanzó que se cooperará con las cuotas a la seguridad social de los autónomos y trabajadores, además de recursos para la adquisición de maquinaria y elementos de comercialización. “Alojera no se podría entender sin el guarapeo, por todo lo que representa para la cultura, la etnografía y la economía”, dijo. Además, adelantó la voluntad de planificar, junto a AIDER,  acciones de cualificación y de profesionalización para la incorporación de mano de obra “en un sector con ciertas particularidades en cuanto a la empleabilidad”. En este sentido, agradeció la predisposición del Gobierno autonómico para evaluar la posibilidad de implantar programas de formación específicos para el guarapeo. El consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca y Soberanía Alimentaria del Gobierno de Canarias, Narvay Quintero, subrayó la importancia del asociacionismo en el sector guarapero para avanzar hacia la obtención de una Denominación de Origen Protegida (DOP), en cuya tramitación contarán con el apoyo del Instituto Canario de Calidad Agroalimentaria (ICCA), y se refirió al papel estratégico de esta actividad, “que da lugar a un producto único elaborado con técnicas tradicionales y con más de 300 años de historia, con gran demanda en el mercado y que constituye una seña de identidad de la isla”. Asimismo aludió a la necesidad de captar la atención de los jóvenes para salvaguardar la continuidad del sector, mostrándoles el atractivo de una profesión admirable y a través de acciones formativas específicas. También se analizaron cuestiones claves como el impacto del cambio climático en los palmerales de la isla, al igual que la afección de plagas como la del ‘picudín’, que ya se ha detectado en varias localizaciones del ámbito insular, y en cuyo control trabajan conjuntamente ambas administraciones. De la misma manera, se pusieron sobre la mesa medidas de impulso a la comercialización y la protección del producto con la Denominación de Origen Protegida, a través de la asociación de productores. Por su parte, el alcalde de Vallehermoso, Emiliano Coello, incidió en la vinculación del sector con la economía del municipio en el que genera una treintena de puestos de trabajo directos. Los últimos datos de producción disponibles fijan una cantidad de más de 600 palmeras guarapeadas y un índice de litros de Guarapo generado que alcanza el millón.