El PP rechaza el desmantelamiento de la segunda pista del aeropuerto de Fuerteventura

La consejera insular y candidata al Senado por el Partido Popular de Fuerteventura, Jessica de León, rechaza frontalmente la intención del ministerio de Fomento de desmantelar la segunda pista del aeropuerto de Fuerteventura, señalado que “en vez de quitarnos una herramienta fundamental para garantizar la operatividad del aeropuerto, tendría que estar tomando medidas urgentes para reducir las tasas aeroportuarias, de manera que el aterrizaje en nuestra isla fuera un incentivo añadido para los turoperadores”. Tras hacerse público el anuncio del borrador del Real Decreto por el que se modificaría las servidumbres aeronáuticas del aeropuerto majorero, el PP en Fuerteventura tiene cada vez más claro cuáles son las prioridades del gobierno de Pedro Sánchez con Fuerteventura. “No solo no llega el dinero que le corresponde a Canarias y, por extensión, a Fuerteventura, a través de las transferencias Canarias- Estado, sino que ahora nos encontramos con el desmantelamiento de la segunda pista del aeropuerto, una de las infraestructuras más importantes para el desarrollo económico de Fuerteventura”, señala de León. “Se ve que el señor Sánchez aún no sabe que los canarios necesitamos del aeropuerto para desplazarnos entre islas y para estar conectados con el resto del mundo y que si Fuerteventura tiene esa segunda pista no es por capricho, sino por necesidad ante cualquier contingencia que pueda surgir en la pista principal”. Recuerda la candidata del PP majorero al Senado que, en más de una década de existencia, han sido varias las ocasiones en las que esta segunda pista ha sido fundamental para no dejar inoperativo el aeropuerto de Fuerteventura. “Son muchas las familias de esta isla las que dependenden del sector turístico, un sector que actualmente no pasa por su mejor momento. Por eso, no contar con esta segunda pista significará no disponer de todas las medidas de seguridad y contigencia que requiere nuestro aeropuerto. Es un lujo que no nos podemos permitir ni los que vivimos en Fuerteventura ni las personas que deciden viajar hasta aquí para pasar unos días de descanso”.