su publicidad aquí
comercial@eldigitaldecanarias.net
Edición del Martes 21 de Octubre de 2014 Contacto | RSS 
Actualizado a las 13:40 h.
Titulares - Hemeroteca
 
eldigitaldecanarias.net > Sucesos > Envío de Noticia
Correo de Destino :
Correo del Remitente:
   
 
Sucesos

Las fuentes consultadas por este redactor han quebrado su fiabilidad profesional
EDDC.NET | SANTA CRUZ DE TENERIFE

Cabecera del periódico El Día.
EDDC.NET |
Toda la información que ha venido publicando el redactor de Sucesos, Pedro Fumero, del periódico El Día en relación a la sorprendente detención de un hombre en el Sur de Tenerife que llevaba un arma de fuego real, no simulada, es en su mayoría falsa y nada tiene que ver con la realidad de los hechos y en algunos casos se aleja de tal manera de la auténtica intervención policial, que da la impresión que los que le informaron lo estaban intoxicando para mitigar el impacto social y mediático de este asunto, que por otro lado y eso no se lo dijeron al periodista, preocupó enormemente no solamente a los policías nacionales que intervinieron sino a la autoridad judicial, cuando le pusieron delante las primeras diligencias.

El pasado martes el periodista de Sucesos, Pedro Fumero, del que se dice que tiene un ‘lorito’ en Policía Judicial de la comisaría de Playa de las Américas, sacaba en rigurosa exclusiva la detención en Los Cristianos de un hombre armado con una pistola real, chalecos antibala y armas blancas al registrarle el coche en un control policial. En ese momento el periodista para proteger a sus contactos, aludió a que lo había sabido por fuentes empresariales, un término poco usual en las noticias de sucesos y que más que ayudar introduce elementos de sospecha en relación al propósito de la noticia, que se le dio al redactor con la condición que no revelase su origen, ya que ese mismo día se estaba actuando por orden del juez con esta persona.

Una historia totalmente inventada

Ayer mismo, Pedro Fumero volvía a esta noticia y ampliaba detalles del detenido. Decía que había nacido en el año 1973, que era natural de Granadilla de Abona y que Policía Judicial de Playa de las Américas era el que llevaba el caso. Además escribía que se trataba de una persona con antecedentes penales al igual que alguno de sus familiares a los que identificaba con el mote que les daban a todos y que el padre es muy conocido entre policías y guardias civiles y que su hermano menor consume supuestamente drogas y que está buscado por la Guardia Civil. Es más llega a decir que vivían con su abuela hace dos años y que ahora no se le ve por ese lugar. Y que además estaba a punto de cometer algún atraco.

Todo muy bien, todo perfecto, una buena historia, pero desgraciadamente totalmente falsa y que nada tiene que ver con la persona detenida. Las fuentes consultadas por este periodista y en su caso por el periódico tinerfeño han llenado innecesariamente de oprobio a una familia que aunque señalada policialmente nada tiene que ver con todo este asunto y han intoxicado seriamente al redactor de sucesos, llevándolo a un abismo muy duro de superar y que es uno de los riesgos que se corren algunas veces con los policías que proporcionan información.

En este caso la quiebra de la confianza puede ser absoluta, lo malo es que a partir de ahora, arrojará sombras sobre todos aquellos sucesos que se cuentan en la redacción sin papeles en la mano y que se fundamentan en lo que a uno le cuentan por teléfono. Lo cierto es que la Policía quiso llevar por otro camino al periodista, sin importarle lo que le pueda pasar si se descubriera, como ha ocurrido, que ha publicado una patraña de estas dimensiones. Hay que tener mucho cuidado en este mundillo y más después de cometer miles de errores parecidos a éste, pero en este caso, la intoxicación oficial ha sido muy rotunda, haciendo el caso muy especial. Por algo lo harían. De todos modos en este mismo digital pueden leer la información exacta sobre este asunto.
 
EDITORIAL CONTACTO   TARIFAS

Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de eldigitaldecanarias.net. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.